2.04.2008

De linguarum et mentium libertate erepta, iuxta Ludouicum Aegidium


Libros per aedilis cremandos censuere patres: set manserunt, occultati et editi. quo magis socordiam eorum inridere libet qui praesenti potentia credunt extingui posse etiam sequentis aevi memoriam. nam contra punitis ingeniis gliscit auctoritas, neque aliud externi reges aut qui eadem saevitia usi sunt nisi dedecus sibi atque illis gloriam peperere. [Tacitus, Ann. IV 35]


Abhinc sex dies emi tertiam editionem libri Censura en el mundo antiguo (Madrid 2007) ab Domino Ludouico Aegidio scripto anno 1960.


Opus magnum et eruditum et mirandum et quod esset legendum omnibus iis qui cogitent qui summae ueritatis domini sint et subinde credantur tamquam imperatores ad extinguendum opiniones sibi contrarias.

Praefationis et epilogi excerpta selecta a me:


"Antes del parto, en el parto y después del parto de este libro, era, fui y soy un liberal en el sentido clásico del término, es decir, una persona convencida de que todos los hombres tienen derecho a exponer su pensamiento y profesar libremente sus creencias, sin que en esa libertad quepa establecer parcelación alguna." (p. 17)

"Los rollos de papiro o los folios de pergamino son material mucho más frágil que los corazones o las mentes de los hombres para la transmisión de la Verdad [...]. Tan sólo cuando se siembran logoi vivos en las almas de los hombres, fecundos y capaces de reproducir indefinidamente la semilla del saber, como afirmaron Platón y san Pablo, se tienen las garantías suficientes de una transmisión indefinida". (p. 406)

"El mal cultural de las épocas de opresión por las que atravesó el mundo antiguo no acabó en las medidas positivas para acabar con esto o con lo otro, o en los enérgicos esfuerzos para imponer un prudente silencio a los teorizantes indiscretos, sino en la inertiae dulcedo, tan certera como tristemente señalada por Tácito; en el enfermizo languidecer de todo pensamiento noble y erecto, en la pasividad intelectual a que obligaba el medio ambiente hostil, en un principio aborrecida y finalmente amada como una droga enervante. Con ella fue pereciendo en embrión todo talento creador, al que es más fácil ahogar, como también dijera Tácito, que dar nuevamente vida." (p. 407)


TAC. Agricola 3, 1: ...et ut corpora nostra lente augescunt, cito extinguuntur, sic ingenia studiaque oppresseris facilius quam revocaveris: subit quippe etiam ipsius inertiae dulcedo, et invisa primo desidia postremo amatur.

Diuersas libri recensiones Hispanice legite HIC et HIC .

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada